Río de Janeiro. El gobierno de Brasil espera un fuerte crecimiento económico en 2011, aunque por debajo de la robusta expansión de año pasado, según el último informe económico bimensual del ministerio de Hacienda.

En el informe, titulado "Perspectivas para la Economía Brasileña", el ministerio dice que espera que el producto interno bruto, o PIB, del país se expanda un 5% en 2011, en contraste con su estimación de un crecimiento de un 7,5% en 2010.

Algunas de las proyecciones del ministerio, sin embargo, son más ambiciosas que los pronósticos de los mercados locales.

El ministerio espera que el crecimiento del PIB alcance un 5,5% en 2012, para subir al 6,5% en 2013 y 2014. No obstante, economistas locales y analistas de mercado, estiman que la economía de Brasil crecerá un 4,5% en 2011 y 2012, según el último sondeo del banco central, publicado el lunes.

Asimismo, la inflación aumentaría un 5% en 2011 antes de regresar a la meta oficial del gobierno de un 4,5% en 2012, según el informe. Por su parte, los economistas estiman que la inflación a fines de 2011 será de un 5,34% y que caerá a un 4,5% en 2012.

Por otra parte, el ministerio proyecta que la inversión crecerá al 20,4% de PIB este año, y que subirá al 24,1% en 2014. La inversión pública y privada en 2010 se proyectó en un 19% del PIB, dijo la autoridad.