Buenos Aires. Argentina espera tener en enero un acuerdo con el Club de París sobre el monto de su deuda pendiente con ese organismo, dijo este lunes el ministro de Economía del país sudamericano, Amado Boudou, en el inicio de las negociaciones.

"Para la tercera semana de enero tendríamos que tener la conciliación terminada", dijo Boudou, tras concluir una reunión con las autoridades del foro de acreedores al ser consultado sobre los plazos de la negociación.

El diario argentino Página 12 informó este mes que Argentina propondrá pagar la deuda al Club de París en cuotas vinculadas con el crecimiento económico a lo largo de seis años.

Medios calculan que la deuda argentina con ese foro de acreedores ronda entre los US$6.000 millones y los US$9.000 millones, incluyendo intereses y punitivos, tras nueve años de incumplimiento.

Argentina dice que la deuda asciende a US$6.030 millones en capital e intereses. Alemania y Japón tienen 60% de la deuda. Boudou descartó dar números en medio de la negociación.

El gobierno argentino, que este año echó mano de las reservas del Banco Central para hacer frente a vencimientos de deuda, no ha explicado cómo financiaría el repago de la deuda con el Club de París, aunque descartó volver a los mercados internacionales de crédito por primera vez desde 2002 para obtener fondos.

"Una vez acordado el plan de pago, buscaremos las fuentes de financiamiento más adecuadas", dijo el ministro en una conferencia de prensa en París.

Un funcionario del Club de París dijo que Boudou se reuniría con el presidente de la institución de acreedores, Ramón Fernández, pero que no habría ninguna negociación formal con representantes de los países miembros.

Los acreedores aún no han definido qué posición adoptarán en las negociaciones.

"Estas son discusiones informales para ver cómo podemos avanzar", dijo el funcionario del Club de París, agregando que aún no se había fijado un cronograma para las negociaciones, aunque la meta es poder concluirlas en enero o febrero.

Un acuerdo ayudaría al país a regresar a los mercados de capitales. Boudou dijo el mes pasado que el Club de París quería que Argentina pagara la deuda en un plazo de un año, pero indicó que un período de cinco años sería "más razonable".