Tokio. El ministro de Finanzas japonés, Yoshihiko Noda, se fue este martes contra las progresivas alzas del yen, al afirmar que estaba dispuesto a actuar decididamente contra cualquier movimiento brusco mientras la fortaleza del yen amenace con perjudicar a la frágil economía exportadora.

Noda hizo estos comentarios cuando el yen seguía subiendo frente al dólar para acercarse a los niveles previos a los que exhibía cuando las autoridades japonesas intervinieron en el mercado cambiario el 15 de septiembre por primera vez en seis años y medio.

El yen transaba en 82,27 unidades por dólar, su menor nivel desde el 12 de noviembre, aunque se mantenía por debajo de su máximo de 15 años en torno a las 81 unidades por dólar, pero menos que los 82,87 vistos poco antes de que Japón interviniera.

"En los últimos días, o hace una semana, las operaciones han sido débiles, pero el movimiento ha sido hacia un sólo lado, y yo observaré de cerca los movimientos del mercado a fines de año y los primeros días del próximo", afirmó Noda en rueda de prensa.

"Nuestra postura se mantiene igual, de que tomaremos medidas decisivas cuando ocurran movimientos bruscos", agregó.

Noda aseguró que la situación se habría deteriorado más si Japón no hubiese intervenido el 15 de septiembre.