Santiago. El peso chileno cerró este jueves con un alza del 1,9% frente al dólar luego que el mercado reaccionara a la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de inyectar US$600.000 millones hasta mediados del próximo año para reactivar la economía estadounidense.

La decisión de la FED se anunció tras el cierre del mercado cambiario local este miércoles.

El peso cerró en 479,90 por dólar, nivel cercano a un máximo de 30 meses, frente a los 489,10 de la sesión anterior, tras negociarse en un amplio rango de 479,20 a 484,50 pesos por dólar.

Dado que la economía chilena es altamente dependiente de las exportaciones y un tercio de ellas se dirige a Europa, el peso se mueve generalmente en la misma dirección que el euro frente al dólar. Los inversionistas abandonaron sus posiciones en dólar y lo debilitaron frente a la moneda común a raíz del plan de compra de deuda de la FED.

Asimismo, Chile es el principal productor de cobre del mundo, con un tercio de la oferta global, por lo que el peso sigue indicios a recibir pistas de los precios internacionales del metal. Los futuros de cobre en Nueva York escalaron el 3% a medida que el dólar se debilitó a nivel internacional.

En tanto, la decisión del Banco Central de Chile de aumentar el límite para la inversión en el extranjero de las administradoras de fondos de pensión del 60% al 80%, como parte de un esfuerzo para debilitar el peso, tuvo un efecto limitado en el mercado local de divisas.

En el mercado de bonos, los rendimientos de los bonos del banco central chileno indexados a la inflación, o BCU, cerraron a la baja a medida que el mercado local de renta fija tomó pistas de los rendimientos de los títulos del Tesoro de Estados Unidos que también cayeron tras el anuncio de la Fed.

El rendimiento de los bonos BCU a cinco años cerró en un 2,65% frente al 2,68% de la sesión del miércoles, mientras que el rendimiento de los BCU a 10 años finalizó la jornada en un 3,06%, comparado con el 3,13% de la sesión anterior.