Santiago. El peso chileno cerró este martes al alza frente al dólar durante una sesión en la que llegó a subir a un máximo de 31 meses antes de perder parte de sus avances, debido a un incremento en los precios internacionales del cobre.

El peso cerró a CL$476,80 por dólar comparado con el cierre de la sesión anterior a CL$478,70, mientras que se negoció en un rango de entre CL$475,00 y CL$477,40 por dólar.

Dado que Chile es el principal productor de cobre del mundo, con casi un 35% de la producción global, la dirección del peso a menudo es determinada por los precios del metal. En Londres, los precios del cobre a la vista escalaron un 2,8% a US$4,09 la libra, según la Comisión Chilena del Cobre, o Cochilco, al tiempo que los inventarios continúan disminuyendo.

Más temprano en el día, Cochilco predijo que el déficit en los mercados globales del cobre aumentará a 675.000 toneladas métricas en 2011, comparado con su proyección previa de 194.000 toneladas. La comisión agregó que se espera que la demanda llegue a 19,7 millones de toneladas en 2011, mientras que la oferta llegaría a 19 millones de toneladas.

A medida que el peso se ha fortalecido frente al dólar en los últimos meses, los exportadores chilenos, en particular del sector agrícola, han pedido una intervención en el mercado de divisas, debido a que la fortaleza de la moneda local afecta la competitividad de sus productos.

En el mercado local de bonos, los rendimientos de los bonos del banco central chileno indexados a la inflación, o BCU, cerraron sin una dirección clara después que el índice de precios al consumidor de noviembre se elevara un 0,1% frente al mes anterior, en línea con las expectativas.

El rendimiento de los bonos BCU a cinco años cerró en un 2,69% frente al 2,71% del lunes, mientras que el rendimiento de los BCU a 10 años finalizó la jornada en un 2,87%, sin variación por segunda sesión consecutiva.