Santiago. El peso chileno cerró este lunes debilitado frente al dólar al ser presionado a la baja por la caída del euro frente al dólar tras los temores de contagio en Europa.

El peso cerró a CH$486,60 por dólar, comparado con el cierre del viernes a CH$483,10 por dólar, mientras que se negoció en un rango de entre CH$484,00 a CH$487,80 por dólar.

Dado que la economía chilena es altamente dependiente de sus exportaciones y que cerca de un tercio de éstas se dirige a Europa, el peso suele seguir la misma dirección que la moneda común frente al dólar. Pese a un paquete de rescate para Irlanda, los inversionistas volcaron rápidamente su atención al riesgo de contagio de la deuda de la eurozona en Portugal, España e Italia, lo que empujó al euro a la baja frente al dólar.

Debido a que el peso se ha estado negociando en cerca de máximos de 30 meses, los exportadores, en particular el sector agrícola, piden intervención del mercado debido a que la fortaleza de la moneda local daña la competitividad de sus productos.

Sin embargo, un peso levemente debilitado quita algo de presión al gobierno y al banco central respecto de tomar medidas para ayudar al sector exportador nacional.

Según Gloria Soto, operadora titular de monedas en FXCM Chile, el peso se negociaría en un rango de entre CH$482 a CH$488 por dólar en los próximos días.

En el mercado de bonos, los rendimientos de los bonos del banco central chileno indexados a la inflación, o BCU, cerraron sin una dirección clara en medio de un bajo volumen de negociación extrabursátil.

El rendimiento de los bonos BCU a cinco años cerró sin variación a un 2,66%, mientras que el rendimiento de los BCU a 10 años finalizó la jornada en un 2,83%, comparado con un 2,85% de la sesión previa.