La agencia de calificación financiera Moody's anunció este lunes que mantiene la perspectiva negativa sobre los bancos españoles al estimar que "su capitalización, su capacidad de ganancias y su acceso a la financiación del mercado seguirán siendo frágiles" en los próximos meses.

"Los factores que conducen a esta tendencia negativa continua son las condiciones económicas difíciles del país, la deterioración persistente de la calidad de los activos y los planes de austeridad fiscal del gobierno", explicó la agencia en un comunicado.

Según Moody's, esta perpectiva negativa refleja "las condiciones fundamentales de crédito para los bancos españoles en el curso de los 12 a 18 meses".

La agencia de notación explica que, en su "escenario de base actual", las pérdidas de los bancos del país alcanzan los 176.000 millones de euros (US$232.000 millones), suma de la que hasta ahora los bancos sólo han reconocido la mitad (88.000 millones) (US$116.000 millones).

A comienzos de año, España salió de una recesión de más de un año, debilitada por la crisis financiera mundial y la explosión de su burbuja inmobiliaria, frente a la cual los bancos estaban particularmente expuestos.

Pero su débil crecimiento (que llegó a ser nulo en el tercer trimestre) y las dudas sobre su solidez financiera preocupan a los mercados, que no parecen haberse tranquilizado con la reforma de las cajas de ahorros regionales emprendida por el gobierno socialista.

La estimación de Moody's se produce en un momento en que España ha sufrido presiones en los últimos días para que acelere sus reformas, después de varias semanas de turbulencias en los mercados, preocupados tras el plan de rescate financiero de Irlanda.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, llamó en Madrid el viernes a "ampliar su reforma del mercado laboral" y a reformar las pensiones, dos elementos "esenciales para la prosperidad de esta economía".

Además, el instituto BBVA Research estimó el viernes que España debe presentar "un calendario concreto y estricto" de reformas para tranquilizar a los inversores, y espera del país "una adopción rápida y ambiciosa de las medidas anunciadas para el mercado laboral, el sistema de pensiones y la reestructuración bancaria".

También el viernes, el banco suizo UBS calculó la necesidad de recapitalización de los bancos españoles en entre 70.000 y 120.000 millones de euros.

El Banco de España estimó recientemente que la banca española tiene contratados 180.600 millones de euros en créditos inmobiliarios que podrían no ser reembolsados.

"Los bancos necesitan eliminar de sus balances los activos problemáticos para evitar un lastre prolongado en su rentabilidad", según la agencia.

*Con información de agencias.