La Paz. El presidente Evo Morales aseguró que su gobierno no tiene ningún plan para subir el precio de los carburantes. En tanto que el Servicio Nacional de Impuestos (SIN) informó que fueron trece las estaciones de servicio clausuradas en las ciudades de La Paz (9) y El Alto (4) por evadir tributos.

"No hay ningún plan para subir los carburantes. Como dije muchas veces, el Presidente y el gabinete dijeron la verdad, si rechazaron (el Decreto Supremo 748), rechazaron. Y si hubiera (algún alza) de acá a unos años será, producto de un debate con el pueblo boliviano", sostuvo Morales.

En conferencia de prensa, el presidente del SIN, Roberto Ugarte, desmintió los rumores sobre un “gasolinazo” y aclaró que “la clausura obedece a un operativo rutinario del trabajo de Impuestos, donde se evidenció que muchas gasolineras no estaban emitiendo facturas; por esa razón se programó un operativo de control, en el cual se clausuraron 9 gasolineras en La Paz y 4 en El Alto”.

Ugarte sostuvo que no hay necesidad de alarmarse ante una posible escasez de estos productos. Precisó que la sanción a las gasolineras infractoras será de tres días conforme a la norma. Si se regularizan, reabrirán. Para tranquilizar a la población, el ministro de Hidrocarburos, José Luis Gutiérrez, reiteró que "no hay ninguna escasez" del combustible y "no hay gasolinazo", según un reporte de la agencia ANF.

La autoridad, al desmentir el rumor de "gasolinazo" que surgió el viernes por la noche, aseguró que el precio de la gasolina “se mantiene sin alteración y el abastecimiento está garantizado”.