En la celebración 128 del 1 de mayo, Día del Trabajador, el gobierno boliviano reveló que el incremento salarial será inversamente proporcional para la Policía, Fuerzas Armadas (FF.AA.) y los trabajadores en salud, además de anunciar que los funcionarios públicos también gozarán de un aumento del 10%.

El presidente Evo Morales firmó ayer el decreto que determina un incremento salarial del 10% y un aumento del 20% para el salario mínimo nacional que ahora será de 1.440 bolivianos (US$204).

Tras liderar la marcha, que junto a los ejecutivos de la Central Obrera Boliviana (COB) recorrió el centro de la sede de gobierno, el mandatario ingresó a la plaza Murillo y desde el balcón del Palacio hizo los anuncios ante la concentración de diferentes sectores sociales y funcionarios públicos.

En las FF.AA. y la policía el incremento será inversamente proporcional. Los trabajadores en salud también recibirán un aumento bajo esta modalidad, aunque este grupo de profesionales ya viene realizando esta práctica a pesar de que otros gremios la rechazan, entre ellos la COB.

“Para nuestros trabajadores del sector público, el 10% de incremento salarial. Igualmente para los trabajadores obreros: el 10%. Algunos sectores aplaudan a nuestros comandantes de las Fuerzas Armadas, de la Policía, que de acuerdo con ellos ese 10% va a ser inversamente proporcional por acuerdo de nuestros comandantes, para que el que gane poco gane un poco más”, afirmó.

El ministro de Economía, Luis Arce, destacó ambas medidas. “Esto ya lo veníamos trabajando”. El alza salarial “solamente es inversamente proporcional en el caso de la Policía, las Fuerzas Armadas y el sector salud. El resto de los trabajadores se van a beneficiar con un incremento lineal del 10%”, manifestó.

Este porcentaje también es válido para los trabajadores del sector privado, quienes pueden negociar sobre esa base con sus empleadores.

Queda al margen del incremento inversamente proporcional el magisterio, cuyas decisiones están a cargo de un Comité Electoral hasta el 10 de mayo, ya que la dirigencia del sector terminó su gestión días atrás. El dirigente saliente René Pardo señalo que un incremento, “sea lineal o inversamente proporcional, es engañoso”.

Uno de los cuestionamientos de estas medidas señala que los beneficios laborales llegan a una cantidad reducida de trabajadores por ser mayoritaria la masa asalariada informal. Al respecto, el Ministro de Economía dijo que el gobierno trabaja para paliar esta asimetría. “Se están haciendo medidas para que (los trabajadores informales) reciban beneficios”, dijo, y citó la política de pensiones: “pueden jubilarse, antes no podían, también tienen créditos para vivienda. Falta por avanzar, pero lo estamos haciendo”.

Morales demandó a su vez a la clase laboral del país ayudar al gobierno a cuidar la economía nacional para que su crecimiento sea sostenible. “Somos optimistas de que el crecimiento económico (del país) será sostenible”, expresó, tras recordar la lucha de la clase obrera y las organizaciones sociales para “desbloquear” Bolivia del neoliberalismo y de la crisis.

Juan Carlos Trujillo, ejecutivo de la COB, señaló por su parte que la alianza del máximo ente de los trabajadores con el proceso de cambio es de carácter “indefinido” y aseguró que el actual proceso de cambio es “irreversible”.

Salario del Presidente se incrementa en US$256

El incremento salarial del 10% para los funcionarios del Estado, anunciado ayer por el mandatario Evo Morales en su discurso sobre el 1 de Mayo, también beneficiará al Presidente, quien de los 18.000 bolivianos (US$2.561) que ganaba pasará a ganar 19.800 bolivianos (US$2.817), según establece el Decreto Supremo 1989.

“El Presidente también ha anunciado un nuevo decreto de incremento a los trabajadores del Estado en un 10%, (que beneficia) desde el Presidente hasta el último de los trabajadores de los órganos Ejecutivo, Legislativo, Judicial y Electoral”, aseveró ayer el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora.

Ingresos. Al inicio de su mandato, Morales decretó una política de austeridad, rebajando el salario presidencial de 26.000 bolivianos (US$3.699) a 15.000 bolivianos (US$2.134 o 15 salarios mínimos).

Esta situación duró hasta el 1 de mayo de 2013, cuando el Mandatario incrementó el salario de los funcionarios públicos —entre ellos el suyo— en 20% para detener, según dijo, la fuga de profesionales al exterior, pues en ese sector nadie puede ganar más que el Mandatario. Con este nuevo incremento, Morales percibirá cerca de 14 salarios mínimos, un ingreso que hoy llega a 1.440 bolivianos (US$204) y que fue de 1.200 bolivianos (US$170) el año pasado y de 1.000 bolivianos (US$142 en 2012.

Mayor desarrollo avala doble aguinaldo

El gobierno aseguró que el crecimiento económico de Bolivia en 2014 será superior al 5,8%, un porcentaje que garantiza el pago del doble aguinaldo en esta gestión y rebasa las previsiones públicas y de organismos internacionales respecto al desarrollo del país.

El 20 de noviembre de 2013, el presidente Evo Morales promulgó el Decreto 1802, que establece el pago de un segundo aguinaldo a los empleados que trabajen medio tiempo (cuatro horas) o tiempo completo. El alcance de la norma llega inclusive a las trabajadoras del hogar y de manera opcional a los “cargos jerárquicos”, tanto en empresas públicas como privadas.

Ese decreto “establece que si el crecimiento de la economía supera el 4,5% habrá un segundo aguinaldo para los trabajadores. Nuestras proyecciones indican que el crecimiento este año va a ser superior al 5,8%, porcentaje mayor al pronosticado por algunos organismos internacionales. Por lo tanto, los empresarios y el propio Órgano Ejecutivo del Estado tendrán que tomar los recaudos para pagar el segundo aguinaldo el último mes de este año”, dijo el ministro de Economía, Luis Arce.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe prevé que Bolivia, junto a Perú, liderará el crecimiento económico de Sudamérica en 2014 con un avance del 5,5% del Producto Interno Bruto, índice que está por encima del proyectado por el Fondo Monetario Internacional (4,8%) y por debajo del previsto por el Gobierno para esta gestión (5,7%).

“Los organismos internacionales están subvaluando la economía nacional”, afirmó Arce, durante la conmemoración en la plaza Murillo del Día del Trabajo.