La Paz. El mandatario boliviano, Evo Morales, anunció este sábado que viajará a China con el objetivo de buscar financiamiento para la construcción del tren eléctrico que unirá los océanos Pacífico y Atlántico.

La propuesta considera canalizar las exportaciones de soja, desde Brasil a China, en menor tiempo y costo.

Pese a que no precisó una fecha para el periplo, Morales afirmó que ya "está previsto mi viaje a China para negociar con el presidente de China para que sean socios de esta construcción", afirmó, confirmando también que ya se han iniciado conversaciones con el mandatario Hu Jintao.

El diseño de la vía férrea contempla un recorrido por los departamentos bolivianos de Santa Cruz (este), Cochabamba (centro) y La Paz (oeste), en paralelo a la principal carretera del país andino amazónica, según informó ABI.

La eventual instalación del tren eléctrico, entre el este y oeste boliviano, tendría una extensión de 1.500 kilómetros de vía.

"Es un proyecto que cuesta miles de millones (de dólares)", afirmó el mandatario boliviano.