Quito.- Las negociaciones para un Acuerdo Comercial entre Ecuador y Estados Unidos iniciarán en el segundo semestre de este año 2018, confirmó este miércoles el ministro de Comercio Exterior, Pablo Campana.

“Espero y tengo plena confianza que el segundo semestre de este año podamos empezar nuestras negociaciones con Estados Unidos que es el principal mercado de Ecuador”, señaló Campana en un conversatorio en la Universidad de las Américas (UDLA), en esta capital.

Según explicó, Estados Unidos es el principal socio comercial del Ecuador tanto en balanza comercial petrolera y no petrolera, con alrededor del 32%, que equivale a US$6.300 millones en exportaciones.

Uno de los objetivos de esta negociación, dice Campana, es que los productos ecuatorianos ingresen a la nación norteamericana sin aranceles para promover las exportaciones del país.

“Tenemos que fortalecer nuestras inversiones trasladando al sector privado que venga a invertir con nosotros sin adquirir deuda”, precisó

Lea también: Aceptable un acuerdo comercial con EE.UU, si no lesiona al sector productivo ecuatoriano

Uno de los primeros pasos que ha dado Ecuador para esta negociación es la activación del Consejo de Inversiones y de Comercio (TIC, por sus siglas en inglés), después de nueve años.

Sin embargo, señaló que por el momento el gobierno estadounidense está concentrado en las negociaciones que lleva con sus vecinos México y Canadá, con los cuales tiene un Tratado de Libre Comercio (TLCAN).

Campana también señaló que uno de los objetivos del gobierno del presidente Lenín Moreno es abrir nuevos mercados y firmar acuerdos comerciales con diferentes países. “El tiempo que hemos perdido en cuanto a política comercial internacional tenemos que recuperarlo”, expresó.

Por el momento Ecuador tiene acuerdos comerciales de alcance parcial con diferentes países del mundo. Con los dos únicos que tiene acuerdos comerciales abiertos es con la Unión Europea (UE) y con la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

Apuntó que con otros países también se están negociando acuerdos comerciales, uno de ellos es Corea del Sur, que se prevé firmar en dos negociaciones más. Mientras que un nuevo acuerdo se suscribirá el próximo 25 de junio con el bloque del EFTA, en Islandia.

Según datos del ministerio de Comercio Exterior, la balanza comercial no petrolera de Ecuador con EE.UU. significa el 84% de las exportaciones.

La aspiración del equipo negociador ecuatoriano será concretar un acuerdo con similitudes al alcanzado con la Unión Europea en 2016, pero tomando en cuenta que en el caso de Estados Unidos será un convenio bilateral, de por sí implicará otro tipo de negociación.

Acercarse a EE.UU., un aciertodel gobierno.- Analistas consultados por esta agencia coinciden que la decisión del gobierno de Lenín Moreno de buscar "refrescar" las relaciones con Estados Unidos fue un "acierto" del gobierno.

Lorena Herrera Vinelli, catedrática del Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN), consideró que el hecho de que Ecuador no se distancie de su principal socio comercial “es una decisión acertada, que no es reactiva, sino planificada”.

Apuntó que el nombramiento del Francisco Carrión como embajador de Ecuador en ese país “es una clara señal de una renovación y de un nuevo rumbo que quiere adoptar la política internacional”, distinto al que se tuvo con el expresidente Rafael  Correa, que describió como de "un distanciamiento y un bloqueo a las relaciones diplomáticas y comerciales”. 

Lea también: Subsecretario Adjunto de Defensa de EE.UU. visita a Ecuador

Para el exdiplomático, Marcelo Fernández de Córdova, esta decisión de refrescar relaciones con varios países “es la orientación correcta (…) y se debe llegar a una actitud diferente a la que se tuvo en años pasados, y en eso si hay un cambio positivo”.

En tanto el analista Esteban Santos precisa que el nombramiento de Richard Martínez como ministro de Economía y Finanzas también hace prever que el país “dará una línea favorable a los mercados internacionales y así mismo respaldar una línea jurídica”.