Caracas. El Gobierno de Venezuela iniciará la preventa de su criptomoneda petro a partir del 20 de febrero, informó el martes el presidente Nicolás Maduro, en un intento por sortear los obstáculos que le impiden acceder al sistema financiero mundial.

"Se podrá transar la moneda de forma segura y directa para evitar bloqueos y embargos", dijo Maduro tras rubricar el "White Paper o Papel Blanco" del petro, el documento en el que se enumeran las características y funcionamiento de la criptomoneda, sin dar mayores detalles del mecanismo de venta.

La versión del White Paper visto por Reuters hace un par de semanas recomendaba vender a partir de mediados de febrero un 38,4% de todos los petros que entrarán en circulación. El porcentaje representaría un valor nominal de alrededor de US$2.300 millones.

Otro 44%, con un valor nominal de US$2.700 millones, se ofrecería al público un mes después. El resto quedaría en manos del Gobierno y el VIBE, como se denominó el grupo de asesores.

Según un documento visto por Reuters a mediados de enero, asesores le recomendaron a la administración socialista vender los primeros petros en una emisión privada y con un descuento de hasta un 60 % del valor inicial -equivalente a un barril de crudo local- por unidad.

Y la semana pasada, el ente encargado de supervisar la transacción de petros, informó que la nueva moneda digital se ofrecerá en una primera etapa en dólares o en otras criptomonedas y no en la debilitada divisa local, el bolívar.

El petro nace en momentos en que la nación petrolera está tratando de incrementar sus ingresos en divisas en medio de una severa crisis económica y alejada de los mercados financieros por las sanciones impuestas por Estados Unidos y otros países.

Además “se podrán adquirir petros a la pre-venta en la oferta inicial y el mercado secunadario una vez culminado el proceso de venta inicial” añade el documento legal".