La Asamblea Nacional (Parlamento) de Nicaragua levantó este martes una disposición de ley que prohíbe la captura de langosta mediante buceo, en particular para la región del Caribe Norte del país, confirmó una fuente legislativa.

El congreso nicaragüense decidió este martes, con una mayoría de 75 votos (de los 92 que integran el plenario legislativo), prorrogar por un período de dos años la aplicación de una disposición que prohíbe la pesca por buceo, contenida en la Ley número 613, Ley de Protección y Seguridad a las personas dedicadas a la actividad del buceo.

La ley que prohíbe el buceo con fines de extracción de langosta entrará en vigencia dentro de dos años, explicaron los diputados durante la sesión plenaria de este martes.

La prohibición debió entrar en vigencia este año, pero pescadores artesanales del Caribe Norte nicaragüense se alzaron en protesta contra la disposición por no tener otra forma de ganarse la vida y por no existir políticas de reconversión laboral.

Diputados de la bancada sandinista en la Asamblea Nacional explicaron a la prensa que durante el periodo de dos años en que los pescadores podrán seguir trabajando con la técnica del buceo, todos los actores involucrados buscarán cómo implementar un plan de reconversión del empleo en la Costa Caribe.

El programa debe crear condiciones que permitan dar alternativas de trabajo a los buzos del Caribe nicaragüense para que abandonen paulatinamente dicha práctica, puesto que afecta la salud de los buceadores.

Entre las alternativas para reemplazar la práctica del buceo destaca la captura de langosta a través de trampas, una técnica que se utiliza desde hace varios años en las costas del Caribe Sur nicaragüense.