Tokio. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó este miércoles un 0,2% tras moverse en un rango ajustado durante la sesión, luego de que los inversores recogieron beneficios tras un descenso de los precios de las materias primas.

Pero los datos que mostraron que los pedidos a fábrica en Estados Unidos tuvieron en noviembre su mayor alza en ocho meses dio respaldo a las acciones y reforzó las expectativas de una recuperación sostenible en la economía estadounidense, mientras se esperan los datos de empleo que se conocerán el viernes.

Los indicadores estadounidenses también brindaron apoyo al dólar, ayudándolo a mantenerse firme a alrededor de 82 yenes y beneficiando a las acciones de exportadoras.

"El Nikkei apenas retrocedió un poquito hoy y no es un movimiento negativo muy importante pues la tendencia positiva general sigue intacta, con altas expectativas de que la economía de Estados Unidos tome impulso este año", dijo Fumiyuki Takahashi, estratega bursátil de Barclays Capital Japan.

"Pese a la consolidación de hoy alrededor de nuevos niveles, el incremento en el apetito global por activos de riesgo entre los inversores es lo que realmente guia al mercado. Los inversores siguen vendiendo bonos y comprando acciones, haciendo que estas suban", agregó Takahashi.

El Nikkei se movió durante la sesión entrando y saliendo de territorio positivo hasta que cerró con un descenso del 0,2%, a 10.380,77 puntos. El referencial tocó este martes su nivel más alto de cierre en casi ocho meses.

El más amplio Topix casi no mostró cambios y cerró con una caída del 0,01%.

En la segunda sesión de negocios del año el volumen creció, con 1.730 millones de acciones que cambiaron de manos en la primera sesión de la bolsa comparado con los 1.600 millones de este martes. La cifra está muy por encima del promedio de volumen de la semana pasada, de 1.280 millones de acciones.