Tokio. El índice Nikkei cayó un 0,7% este viernes desde los máximos de siete meses debido a la firmeza del yen contra el dólar y el euro.

El volumen de negocio fue, esta sesión prefestiva, el más bajo desde el 9 de agosto y el segundo más corto del año.

Las buenas perspectivas para el Nikkei en 2011 proporcionarán apoyo a la bolsa japonesa en la última semana activa de 2010.

"El Nikkei perdió gas hoy por la subida del yen, pero el movimiento a la baja se vio acentuado por un volumen muy reducido. En general, la tónica del mercado sigue intacta", dijo Yumi Nishimura, analista de Daiwa Securities Capital Markets.

El índice Nikkei cerró con baja de 67,29 puntos, un 0,65%, a 10.279,19 tras abrir a 10.275,97 y oscilar entre 10.264,06 y 10.290,89.