Tokio. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó este viernes un 0,9% desde máximos de 8 meses tocados en la víspera, luego de que un arbitraje débil de las opciones para enero y un yen ligeramente más fuerte contra el dólar dispararon una toma de beneficios.

El descenso, que sorprendió al mercado tras los sólidos resultados de Intel Corp, fue parcialmente contrarrestado por las ganancias de acciones relacionadas con chips, que subieron luego de las robustas cifras del mayor fabricante mundial de microchips.

La tendencia bajista fue limitada también por Fast Retailing, uno de los valores de más peso en el Nikkei, que ganó un 6,4% luego de mantener sin cambios su pronóstico de ganancias anuales pese a débiles ventas en el primer trimestre.

El índice Nikkei cayó un 0,9% y cerró en 10.499,04 puntos, terminando la semana con un descenso del 0,4%. El más amplio Topix perdió un 0,8%.