Tokio. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó este martes, retrocediendo desde máximos de ocho meses que tocó la semana pasada, por preocupaciones sobre los problemas de deuda en la eurozona que golpearon el ánimo del mercado.

El Nikkei perdió un 0,3%, o 30,36 puntos, y cerró en 10.510,68 puntos. El más amplio Topix subió un 0,1%.

El plan de Japón de comprar bonos de la eurozona apreció al euro contra el yen, ayudando a las acciones de compañías exportadoras, pero tuvo un impacto limitado en el mercado en general.

Los participantes del mercado dijeron que los temores sobre la deuda de la zona euro, el principal factor que llevó a los inversores a vender acciones este martes, son persistentes y posiblemente sigan reapareciendo.

"Es un pequeño factor positivo pues ayuda a debilitar al yen contra el euro y da apoyo a los exportadores, pero no cambiará el humor del mercado en general pues los temores sobre la eurozona no van a desaparecer", dijo Hideyuki Ishiguro, supervisor en la unidad de estrategias de inversión de Okasan Securities, con referencia al anuncio de compra de deuda.

Las caídas fueron limitadas también porque muchos operadores dijeron que se estaban concentrando en los anuncios de resultados corporativos de esta semana en Estados Unidos, en busca de más señales de que la principal economía mundial está en marcha.