Tokio. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró este miércoles con una subida del 0,5%, impulsado por compras de inversores en medio de esperanzas de que las acciones japonesas seguirán una tendencia alcista al comienzo del 2011.

Sin embargo, un yen más firme limitó la tendencia compradora, y el índice Nikkei finalizó el día con una ganancia de 51,91 puntos, en 10.344,54.

El más amplio Topix ganó un 0,6%.

Los operadores y los inversores son optimistas en vísperas del fin de año, pues las acciones japonesas siguen estando baratas en comparación con sus pares en otros mercados desarrollados, incluso luego de haber ganado casi el 10% en el último trimestre del año.

"No hay razones sólidas para vender acciones japonesas pues la perspectiva para el mercado sigue siendo brillante. Muchos inversores están inclinados a conservar sus posiciones compradoras", dijo Mitsushige Akino, gerente de fondos de Ichiyoshi Investment Management.

"Los inversores comenzarán el 2011 con un tono optimista, por lo que pienso que todavía hay una posibilidad de que el Nikkei se acerque a los 10.500 puntos en el corto plazo", agregó.

La tendencia del Nikkei en el corto plazo ha sido golpeada por la recuperación del yen.

El dólar perdía un 0,1% y se negociaba a 82,22 yenes luego de haber caído el martes a un mínimo de 81,81 yenes, su nivel más bajo desde noviembre.

La apreciación del yen provocó descensos en acciones de algunos exportadores, como Sony y Canon Inc.