Tokio. El índice Nikkei cerró con ligera baja este miércoles tras alejarse del máximo de siete meses que tocó durante la sesión y unos comentarios bajistas del primer ministro sobre la economía.

El gobierno rebajó su visión sobre el sentimiento exportador y empresarial debido a una desaceleración de la recuperación económica en Asia y un yen persistentemente alto. Asimismo, dijo que la economía está en punto muerto y en una situación difícil por la alta tasa de desempleo.

La tónica de fondo en el mercado, de reducida actividad por las fiestas navideñas, seguía fuerte, permitiendo que el Nikkei alcanzara durante la jornada su mejor nivel desde 14 de mayo.

El índice Nikkei cerró con baja de 24,05 puntos, un 0,23%, a 10.346,48 tras abrir a 10.348,48 y oscilar entre 10.327,60 y 10.394,22.