Tokio. El índice Nikkei de la bolsa japonesa cerró este miércoles con una baja de 2%, en un nivel de soporte clave y en un mínimo de siete meses, registrando además el peor trimestre para las acciones niponas desde diciembre de 2008.

El mercado japonés registró su tercer descenso mensual consecutivo, su peor racha desde los tres meses de septiembre a noviembre del año pasado.

El índice Nikkei cerró con un descenso de 1,96%, a 9.382,64 puntos, acumulando una caída de 15,4% en el trimestre.

El volumen de negocios fue moderado en medio de crecientes dudas acerca de la recuperación global y en vísperas del reporte de desempleo en Estados Unidos, aunque los operadores dijeron que había varias apuestas en opciones de futuros del Nikkei 225 con ejecuciones a 9.250 y 9.000, lo que daría soporte al mercado.

"A los temores por Europa se le sumaron las preocupaciones respecto a Estados Unidos tras la caída en la confianza de los consumidores. El temor económico ahora es global", dijo Toshiyuki Kanayama, analista de mercado de Monex Inc.

"Estamos viendo ventas tanto de inversores extranjeros como minoristas, y mientras tanto podría haber algunas compras de fondos de pensiones. Además, se están acumulando las posiciones largas, particularmente entre los papeles principales", agregó.