Tokio. El índice Nikkei registró una pequeña caída este miércoles después de que cerrara la jornada anterior a un máximo de siete meses.

Un comunicado de la Reserva Federal provocó alguna toma de beneficios, a pesar de unas buenas cifras de ventas minoristas en Estados Unidos correspondientes al mes de noviembre.

El Nikkei se mantuvo casi sin cambios después del último informe Tankan del gobierno, que mostró que la tónica de los grandes productores empeoró por primera vez en siete trimestres.

Los participantes señalaron que el mercado estaba atrapado en una estrecha banda por tomas de beneficios tras una subida del 12,7% del mercado desde comienzos de noviembre.

El índice Nikkei cerró con baja de 6,99 puntos, un 0,07%, a 10.309,78 tras abrir a 10.338,14 y oscilar entre 10.340,69 y 10.282,85.