Tokio. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró este viernes con un descenso del 0,4%, retrocediendo por una toma de beneficios luego de subir casi un 10% en lo que va del mes gracias a una mayor demanda de acciones japoneses por parte de inversores extranjeros.

El índice Nikkei perdió 40,20 puntos y cerró en 10.039,56, pero mantiene una ganancia del 9,1% en noviembre.

El más amplio Topix perdió un 0,3%.

El volumen de negocios fue relativamente liviano, con alrededor de 1.700 millones de acciones cambiando de manos en la primera sección del mercado de Tokio.

Dentro del retroceso general del mercado, se destacó la subida de las acciones de siderúrgicas, alentadas por recientes alzas en los precios de los metales. Nippon Steel Corp subió un 2,5%, y JFE Holdings un 1%.