Tokio. El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio subió un 1,1% este lunes y se acercó a un máximo de 4 meses y medio registrado la semana pasada, ante un debilitamiento del yen y unas cifras de PIB más fuertes que lo previsto.

La tendencia técnica del Nikkei seguía alcista y aparecían unas compras esporádicas después de la toma de beneficios del viernes.

"El mercado fue ayudado por la estabilización de las monedas y por un PIB mejor que lo esperado, lo que parece haber acelerado la venta de bonos. Parte de ese dinero parece haber entrado en los futuros de acciones", expresó Kazuhiro Takahashi, de Daiwa Securities.

El índice Nikkei cerró con alza de 102,70 puntos, o un 1,06%, a 9.827,51. El más amplio Topix ganó un 0,5%.

Algunos operadores dijeron que el Nikkei recibió apoyo de los datos que mostraron que la economía japonesa creció un 0,9% en el trimestre julio-septiembre frente a un alza del 0,4% en el período anterior. Pero una mayoría dijo que el resultado del PIB fue neutral para el mercado.

El avance del dólar contra el yen benefició a algunas exportadoras. Las acciones de Sony y las de Kyocera treparon un 2,7%, mientras que Honda Motor Co subió un 1,7%.