Tokio. El índice Nikkei de la bolsa japonesa subió el jueves 2,8%, luego de que un pronóstico alcista de la firma financiera State Street generó optimismo de cara a la temporada de resultados y ayudó a alejar temores sobre una desaceleración en la economía global.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio ganó 256,09 puntos y cerró en 9.535,74, impulsado por las coberturas cortas de los inversores, que creen que el retroceso del referencial esta semana a un mínimo de siete meses fue exagerado.

El más amplio Topix avanzó 2,3%.

State Street dijo que los resultados trimestrales excederán con creces las expectativas, avivando las esperanzas para la próxima temporada de reportes corporativos y dando vida a los inversores tras semanas de indicadores económicos decepcionantes.

El Nikkei tocó el martes un mínimo a 9.091,70 puntos, justo por encima del mínimo de noviembre del 2009 a 9.076 y del de julio del 2009 a 9.050.

El índice ha tanteado el nivel de los 9.000 puntos tres veces recientemente, convirtiéndolo en un firme nivel de soporte, según sostienen los operadores.