Tokio. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio retrocedió este martes, perdiendo fuerzas tras tocar un máximo de cinco meses, pero un yen más débil dio respaldo a las acciones de los exportadores y alentó compras por parte de inversores extranjeros.

El Nikkei cerró con un descenso del 0,3%, o 30,41 puntos, a 9.797,10, tras alcanzar un máximo de cinco meses a 9.908,30 durante la mañana.

El más amplio Topix cayó un 0,5%.

"Algunos inversores posiblemente compraron acciones en movimientos correctivos por la fortaleza del yen, pero eso no fue suficiente para seguir impulsando un alza del mercado", dijo Kazutaka Oshima, presidente de Rakuten Investment Management.

"Las ganancias corporativas han sido sólidas hasta ahora, pero las perspectivas son débiles. Otros mercados bursátiles también se están tomando una pausa, y en este momento los inversores tienen dificultades para empujar al Nikkei más allá de los 10.000 puntos sólo porque las acciones japonesas han ido a la zaga", agregó.

El dólar tocó un máximo de casi 6 semanas a 83,28 yenes en la plataforma de negocios EBS, impulsado por un alza en los rendimientos de los bonos del Tesoro.