Tokio. El Nikkei japonés cayó este jueves 1,1% luego de que la Reserva Federal manifestó cierta cautela sobre la recuperación de la economía estadounidense, lo que incitó a los inversores a una toma de beneficios luego de que el índice tocó máximos de tres semanas.

Los mercados bursátiles de Asia replicaron los descensos de Tokio tras datos que mostraron que el PIB anual chino creció 10,3% en el segundo trimestre, desacelerándose con respecto a los tres meses previos, pero también retrocedieron los niveles de inflación en junio con respecto a mayo.

"El Nikkei está ahora atascado en un lugar en el que es difícil subir o bajar significativamente. Los inversores están tratando de entender si las señales de una desaceleración en los datos económicos estadounidenses muestran una paralización en la recuperación, o si continúa a un ritmo lento", dijo Junichi Misawa, gerente de fondos de STB Asset Management.

"Los mercados recortaron pérdidas tras los datos chinos pero volvieron a quedar bajo presión. Eso muestra cuán fluidas son aún las perspectivas del mercado sobre China. Si los datos son firmes generan preocupación, y si son débiles provocan temores a una desaceleración", agregó Misawa.

En una sesión con poco volumen, el índice Nikkei perdió 109,71 puntos y cerró en 9.685,53, tras caer a un piso de 9.667,00 en un momento de la sesión. El índice subió casi 3% el miércoles, cerrando en su máximo nivel desde fines de junio.

El más amplio Topix perdió 1,6%.