Tokio. El índice Nikkei de la bolsa japonesa cayó el jueves por quinto día consecutivo y tocó un mínimo de tres semanas, debilitado por un yen más fuerte tras las preocupaciones expresadas por el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, sobre la economía estadounidense.

Los inversores aguardaban los resultados de las pruebas de tensión de los bancos europeos esta semana y se dedicaban mientras tanto a cerrar posiciones.

La subida del yen repercutió principalmente en los precios de las empresas exportadoras.

El índice Nikkei cerró con un descenso de 0,62%, a 9.220,88 puntos. El más amplio Topix perdió 0,5%.

El yen se apreció en Asia al beneficiarse de una mayor aversión al riesgo en los mercados financieros.

El dólar cayó 0,5%, a 86,48 yenes, acercándose a un mínimo de siete meses y medio registrado la semana pasada a 86,27 yenes.