Tokio. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio subió este martes impulsado por acciones de bancos y desarrolladores inmobiliarios, mientras los inversores esperaban con cautela la reacción de Wall Street a noticias de que el presidente ejecutivo de Apple Inc tomó licencia médica.

Los operadores dijeron que una caída menor de las acciones en Shanghái, tras los descensos de este lunes luego de las últimas iniciativas de China para combatir la inflación, también reforzó el ánimo de los inversores.

Pero las ganancias del Nikkei fueron limitadas pues el fuerte avance de las acciones de compañías de bienes raíces fue contrarrestado por los descensos de las siderúrgicas, tras un reporte del diario Nikkei acerca de que Nippon Steel Corp no cumpliría con su pronóstico de ganancias.

"Las acciones de bancos y de compañías de bienes raíces han ganado gracias a las compras de inversores extranjeros, luego vimos algo de toma de ganancias y ahora han vuelto a subir, impulsadas por los inversores minoristas locales", dijo Mitsushige Akino, gerente de fondos de Ichiyoshi Investment Management.

"Inversores individuales, que ahora representan alrededor del 30% del mercado, un porcentaje muy alto, están haciendo subir esas acciones, mostrando que el sentimiento del mercado es muy firme", agregó.

El índice Nikkei cerró el día con una ganancia del 0,2%, a 10.518,98 puntos. El más amplio Topix ganó un 0,3%.

El sector inmobiliario estuvo entre los de mejor desempeño, sumando un 1,7%, luego de que Nomura Securities elevó sus precios objetivos para ocho firmas de bienes raíces.

En tanto, las noticias de que Steve Jobs, presidente ejecutivo de Apple Inc, sólicitó una nueva licencia médica llevó a los inversores a recoger beneficios en las acciones de los fabricantes de partes de tabletas y teléfonos inteligentes, que han tenido un desempeño superior al promedio del mercado recientemente.