Tokio. El índice Nikkei japonés subió este jueves un 0,5% luego de que al apreciarse el yen los fondos extranjeros pasaron a comprar acciones financieras en lugar de las de exportadores, pero retrocedió desde máximos de siete meses en medio de signos de recalentamiento.

Conocedores del mercado citaron el interés de inversores extranjeros por comprar, lo que ha ayudado a que las acciones en Tokio suban un 12% desde comienzos de noviembre.

Los datos de flujos de capital los mostraron como compradores netos de acciones japonesas la semana pasada, por quinta semana consecutiva.

El índice Nikkei cerró el día con un alza de 53,55 puntos, a 10.285,88. En un momento tocó un máximo de siete meses a 10.298,25.

El más amplio Topix ganó un 0,5%.

El dólar tomaba un respiro y se negociaba a 83,73 yenes tras haber tocado un máximo a 84,31 yenes el día previo en la plataforma de negocios EBS.

"La reciente firmeza del dólar es claramente positiva para las acciones japonesas, pero el mercado necesita consolidarse antes de extender las ganancias", dijo Koichi Ogawa, gerente de cartera de Daiwa SB Investments.