Tokio. El índice Nikkei de la bolsa de Tokio subió este jueves un 0,5% y se encaminó hacia un máximo de cinco meses tocado esta semana, impulsado por la demanda de inversores extranjeros y el reciente retroceso del yen contra el dólar.

Las acciones japonesas recuperaron algo del terreno perdido la jornada previa, cuando las preocupaciones por las tensiones en la Península Coreana llevó a algunos a inversores a recoger beneficios de las subidas recientes.

El Nikkei ganó 49,65 puntos y cerró en 10.079,76. El referencial tocó un máximo intradiario de cinco meses este lunes, a 10.157,97 puntos.

El más amplio Topix subió un 0,4%.

"El Nikkei también subió porque muchos inversores extranjeros todavía ven baratas a las acciones japonesas", dijo Hiroaki Kuramochi, de Tokai Tokyo Securities, y agregó que una caída en el euro y temores por la deuda irlandesa podrían limitar las ganancias del Nikkei en el corto plazo.