Washington. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firmará las radicales reformas a la regulación en Wall Street para que se conviertan en ley este miércoles, informó la Casa Blanca.

Las reformas, diseñadas para endurecer la supervisión sobre la industria financiera y evitar que se repitan las riesgosas prácticas de crédito que estuvieron en el origen de la crisis financiera entre 2007 y 2009, fueron aprobadas por el Congreso el jueves.

Elaborado por el Gobierno de Obama y por los legisladores estadounidenses por más de un año, la ley creará una oficina para la protección financiera al consumidor y pondrá algunos límites en la toma de riesgos de los bancos.

Además dará a los reguladores mejores poderes para reducir a las firmas financieras que sean vitales para el sistema y que presenten problemas.