Washington. Un ex ejecutivo de fondos de cobertura de Citibank y ex alto funcionario del gobierno de Bill Clinton fue elegido el martes por la Casa Blanca para encargarse de una de las tareas más difíciles en Washington: enfrentar un déficit presupuestario que ya supera el US$1 billón.

Jacob Lew es el nominado del presidente Barack Obama para que dirija la Oficina de Administración y Presupuesto (OMB, por sus siglas en inglés)

De ser confirmado por el Senado, Lew se convertirá en una pieza importante de las iniciativas de la Casa Blanca para reducir una ola de déficit.

Lew, fue director de la OMB mientras la economía de Estados Unidos tenía un superávit presupuestario, un punto destacado por Obama.

"Como director de presupuesto que dejó a la próxima administración con un superávit de US$237.000 millones cuando trabajó para el presidente Clinton, no tengo duda que Jack ha probado estar apto para esta extraordinaria tarea", afirmó el presidente en un comunicado.