Bruselas. La economía de la eurozona está registrando una moderada recuperación, pero sigue habiendo riesgos y se necesitan más reformas, dijo este lunes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

En un informe económico sobre los 16 integrantes de la eurozona, la OCDE apuntó al aumento del consumo y de la inversión, así como a unas mejores condiciones financieras.

"La rápida relajación de la política monetaria, la gran intervención en apoyo del sistema financiero y la política fiscal sustentadora ayudaron a estabilizar el sistema financiero y mitigar la contracción de la demanda privada", indicó en su informe.

No obstante, el sistema bancario sigue necesitando recuperar su salud, dijo este informe. La OCDE advirtió que pocos países de la eurozona han desarrollado un enfoque integral para contrarrestar las debilidades del sistema financiero y que podría ser necesaria una mayor recapitalización de los bancos. Aconsejó que las pruebas de solvencia se realicen de manera habitual.

Mientras tanto, las reformas fiscales para reducir la deuda pública minarán el crecimiento a corto plazo. No obstante, la OCDE indicó que estas reformas son esenciales para equilibrar las cuentas estatales.

Además, la OCDE cree que la gobernanza de la eurozona podría mejorarse. Aunque el Tratado de Lisboa dio más autoridad al Eurogrupo, un marco más eficaz podría facilitar al Banco Central Europeo su principal objetivo de mantener la inflación bajo control, señaló.

"En cuanto surjan riesgos alcistas para la estabilidad de los precios a medio plazo, el estímulo a la política monetaria debería retirarse", dijo la OCDE en su informe.