Madrid. España podría elevar más sus impuestos si su plan de consolidación fiscal se sale de curso, y las reformas a las pensiones y los bancos son vitales para una economía que seguirá débil por años, dijo la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En un estudio divulgado este lunes, analistas de la organización indicaron que aunque las medidas de austeridad de España son consistentes con el objetivo de reducir el déficit público al 6% en 2011, hay riesgos de que el gobierno se vea obligado a tomar medidas adicionales.

"Si (los riesgos) se materializan podrían ser necesarias nuevas nuevas de consolidación para alcanzar los objetivos presupuestarios", sostuvo el informe.

La OCDE dijo que el gobierno de Madrid debería estar dispuesto a elevar los impuestos si es necesario, ya que parte de las medidas emprendidas no son de carácter sostenible (como los recortes de salarios públicos), las previsiones de crecimiento son optimistas y faltan medidas específicas para contener el gasto público después de 2011.

"La apliación del tipo más elevado de IVA a más bienes y servicios sería una posibilidad de elevar los ingresos", dijo la OCDE, que también recomienda impuestos medioambientales en lugar de ayuda para alentar la responsabilidad.

El gobierno español elevó el IVA general al 18% desde el 16% en julio, mientras que el IVA reducido, para productos considerados básicos, fue incrementado un punto porcentual, al 8%.