París. Irlanda enviaría un mensaje "extremadamente beneficioso" a los mercados si optara por aceptar la ayuda financiera europea, dijo el jueves el economista jefe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

Pier Carlo Padoan también comparó la situación de Irlanda con la de las economías emergentes que se dirigieron al Fondo Monetario Internacional en la última década. Estos países tampoco necesitaban liquidez de forma inmediata, pero necesitaban ganar tiempo y confianza, dijo al margen de una conferencia de prensa.

Los costes de financiación de Irlanda han subido con fuerza en las últimas semanas en medio de los temores sobre sus dañadas finanzas públicas y bancos en problemas. Temores similares se han contagiado a los mercados de bonos en Portugal y España.