En el marco del IV Foro de Competitividad de las Américas, autoridades de competitividad de 27 países del hemisferio, más de 100 expertos y destacados organismos internacionales se reunieron para analizar el panorama actual de la competitividad, intercambiar experiencias y dialogar sobre las reformas necesarias para avanzar hacia una agenda de competitividad hemisférica que favorezca las economías de la región.

En la ocasión, el Secretario General Adjunto de la OEA, Albert Ramdin, resaltó que se requiere de un enfoque holístico de desarrollo basado en la diversificación productiva que tome en cuenta el potencial del capital humano, las ventajas competitivas de los países de la región y las capacidades institucionales como condiciones para el crecimiento y la prosperidad de nuestras sociedades.

Ramdin destacó la importancia de la colaboración, el intercambio de experiencias y de lecciones aprendidas relacionadas con los marcos regulatorios, programas e instrumentos de apoyo a la innovación, productividad y competitividad.

El funcionario también recalcó que es necesario contar con organismos encargados de consensuar visiones y planificar las acciones necesarias para fomentar la competitividad y estrategias de crecimiento de largo plazo.

La Red Interamericana de Competitividad (RIAC) cobra mayor relevancia en nuestros países por ser un mecanismo catalizador de los esfuerzos que se realizan para promover una agenda de productividad, competitividad e innovación, indicó Andrés van der Horst, presidente de la RIAC y Ministro-director del Consejo Nacional de Competitividad de la República Dominicana.