Cerca de 50 representantes de la Organización Empresarial Iberoameriacana (OEI), reunidos en Buenos Aires, en la antesala de lo que será la Cumbre Iberoamericana, se manifestaron "consternados" por el asedio "grave y permanente al sector privado en Venezuela", que se manifiesta en la política "confiscatoria y expropiatoria de empresas en todos los sectores de la economía", consigna Infobae.

Uno de los puntos que causa mayor preocupación para los representantes de OEI es el nivel de "violencia verbal y física que se ha instalado (en Venezuela) contra las instituciones empresariales y sus líderes".

El punto de inflexión de los representantes de la organización, se fundamenta en que desde que Hugo Chávez llegó al poder del país, hace 11 años se han nacionalizado empresas de petróleo, electricidad, telecomunicaciones, bancos, cementaras y ha estatizado millones de hectáreas de tierra, informa el mismo medio.

Sin embargo el objetivo, afirma el mandatario, es que el Estado controle sectores considerados estratégicos para poder hacer de Venezuela un país socialista. La oposición e tanto, sostiene que el gobierno arruina las empresas estatizadas y usa sus recursos para financiar su proyecto político.