Santiago. El desempleo urbano en América Latina y el Caribe caería al cierre del 2010 a los niveles previos a la crisis global, dijo este viernes en un informe la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que llamó en todo caso a mejorar las condiciones laborales de los trabajadores.

Según datos de la OIT, que la semana próxima realiza su cumbre regional en Chile, la tasa de desocupación se ubicaría en un 7,4% al finalizar este año, por debajo del 8,1% del 2009, que fue el año de mayor impacto de la crisis.

La OIT destacó que las políticas adoptadas por los países de la región contribuyeron a que el impacto laboral de la crisis internacional fuera moderado.

De este modo, la cesantía llegaría prácticamente al mismo nivel del 2008, que cerró en un 7,3%.

"La baja del desempleo es una buena noticia, y habla muy bien tanto de la capacidad que han tenido los países para hacer frente a la crisis, como de la velocidad de recuperación de sus economías", dijo Juan Somavia, director de la OIT, en un informe difundido este viernes.

Pero el director del organismo recalcó que se debe mirar más allá de las estadísticas.

"Tenemos el reto de mejorar la productividad y los salarios, reducir la informalidad, mejorar la cobertura de protección social y enfrentar las desigualdades", dijo Somavia.

Si bien la reducción del desempleo urbano favoreció por igual a hombres y mujeres, estas últimas siguen enfrentando una brecha de género que se ve reflejada en una tasa de desocupación un 40% más alta, según datos de la OIT.

"No sólo es importante generar más empleo, también es importante que esos empleos sean de calidad", dijo Somavia.

La OIT destacó que las políticas adoptadas por los países de la región contribuyeron a que el impacto laboral de la crisis internacional fuera moderado.

Sin embargo, Somavia planteó que en un momento de recuperación, con un crecimiento económico que se estima superior al 5% en el 2010, se pone a prueba la voluntad política de mantener como objetivo prioritario la generación de más y mejores empleos.

"La realidad es que las economías pueden ir mejor, pero mientras la gente no tenga mayor acceso a un trabajo decente e ingresos suficientes, la recuperación no será real ni sostenible", dijo el funcionario.

En esa línea, destacó que es necesario dar un mayor impulso a las pequeñas empresas, que son las mayores fuentes de generación de puestos de trabajo.

De acuerdo al informe, la tasa de desempleo juvenil urbano disminuiría a un 16,3% en el 2010 desde un 17,4% el año anterior, en un grupo de siete países para los cuales existen datos.

"Ese nivel es aún más del doble que la tasa de desempleo general y alrededor de tres veces la de los adultos", alertó el documento de la OIT.