La División de Asuntos Económicos y Sociales (DESA), del organismo internacional, consideró que el camino hacia la recuperación seguirá siendo largo y accidentado.

Rob Vos, director del Departamento de Política y Análisis de DESA, sostuvo que pese a que la velocidad de recuperación aumentó en 2009, en 2010 comenzó a desacelerarse debido a las debilidades de las mayores economías.

En este sentido, el funcionario advirtió el riesgo de una doble recesión y señaló que dentro del panorama sombrío, la nota positiva la dan los países en desarrollo.

“Más del 50% del crecimiento global que hemos visto durante este año y que esperamos ver en los próximos dos años corresponde a los países en desarrollo como Brasil, China, India, Rusia”, indicó Vos.

Explicó que el crecimiento de esas naciones representará un tercio del avance pese a que sólo representan el 15% de la economía mundial.