El vicepresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada, Óscar Galeano, reiteró este lunes que no hay condiciones en Honduras para un aumento al salario mínimo, que ya fue anunciado por el presidente Porfirio Lobo, y que la economía no se está recuperando.

"Desconocemos el monto y bajo qué tiempo va a ser la retroactividad. Esta es una decisión que se vino postergando que ha creado mas bien una fricción entre todos los sectores", expresó el empresario.

Galeano refutó las cifras reveladas por el gobierno sobre el crecimiento esperado para 2010 y el número de desempleados en Honduras.

Pidió nuevamente que se tome en cuenta la gravedad de la crisis financiera que Honduras está pasando, pues pese a las cifras proporcionados por el Estado "el desempleo sigue subiendo y en las actuales circunstancias, las posibilidades de que se recuperen empleos se siguen alejando".

El representante del sector empresarial sostiene que el gobierno de Honduras "debió hacer un llamado a los sectores productivos" para dialogar; sin embargo, durante las reuniones para concertar el aumento salarial que iniciaron a finales de 2009, no tuvieron ningún resultado positivo.

Ante la incapacidad de obreros y empresarios para lograr un acuerdo, el presidente Lobo era el encargado de fijar un incremento a más tardar en abril.

El empresario fue enfático al asegurar que "la economía no se está recuperando" y que el Ejecutivo debe analizar los porcentajes de aumento al salario mínimo fijados en los países del área, que van de 2% a 5%.

Lobo anunció a principios de octubre que sí se aplicaría un aumento al salario y que éste sería retroactivo, pero no reveló la fecha en la que entraría en vigencia esta disposición.