El dólar norteamericano iniciará mañana su primera semana plena de operaciones correspondientes a febrero con una tendencia a la baja que podría persistir influenciada por determinantes, principalmente internos, como la recuperación del mercado ruso para la carne y el
lento repunte del nivel del río, según analistas financieros.

Las raudas subidas de la cotización de la divisa norteamericana, que fue la principal característica en el tipo de cambio del primer mes de enero, están siendo contrastadas con unas reducciones de similar velocidad en los primeros días de febrero.

Después de llegar hasta G. 4.750 por unidad para el tipo vendedor minorista, el viernes último cayó abruptamente hasta G. 4.650, unos 100 puntos menos.

La rápida escalada había obligado al Banco Central del Paraguay (BCP) a realizar fuertes ventas diarias a los bancos, llegando inclusive a despojarse de hasta US$17.200.000 en un solo día (26 de enero), Antes, vendió US$12.000.000 (24 de enero) y el día siguiente US$11.000.000 y luego US$15.000.000 (31 de enero) para totalizar en enero más de130.000.000 de dólares en intervenciones.

Semana anterior. La semana pasada las compras del BCP ya se redujeron considerablemente, llegando a caer inclusive hasta US$1.000.000, hecho que reflejaba que el mercado se venía acomodando hacia abajo, lo que representaba menores exigencias a la autoridad monetaria.

Las subidas habían respondido en gran medida a la posición tomada por personas que viajaron al exterior por vacaciones, además de las compras de empresas, estatales y privadas para pagar a sus proveedores y cobertura de vencimiento de compromisos.

Por otro lado, el factor que frenaba la posibilidad de contar con mayor oferta de dólares fue el problema generado con la exportación de carne, que ha perdido mercados importantes.

Esa reducción del ingreso de divisas por venta de carne es lo que justamente venía cubriendo el BCP con sus intervenciones de venta casi a diario para compensar la escasez.

Por otro lado, la bajante del río Paraguay fue otro factor en contra para la última etapa de la exportación de soja que salía muy lentamente por el problema que representa el bajo nivel del río Paraguay, que impide una navegación normal de los buques que zarpan rumbo al exterior con productos nacionales, especialmente, soja y derivados.

Analistas consultados observan que la recuperación del mercado de la carne en Rusia y las últimas lluvias caídas en gran parte del territorio nacional servirán en gran medida para mejorar la oferta de divisas, cuyo efecto inmediato será la reducción en la cotización de la moneda estadounidense.

Forward. Por otro lado, técnicos financieros recomiendan a los exportadores que realicen operaciones de forward (dólar a futuro) para que sus liquidaciones por ventas al exterior no se vean afectadas en forma considerable a la hora de cambiar sus dólares a guaraníes, teniendo en cuenta esta rápida caída en el tipo de cambio.