La protesta de la Central Obrera Boliviana (COB) fue acatada en algunas escuelas fiscales, sobre todo en La Paz y Santa Cruz. En El Alto y otras ciudades del interior la situación fue de absoluta normalidad. En casi todo el país el transporte urbano, el comercio y las empresas funcionaron con normalidad, según reportaron las cadenas de televisión privadas.

En la capital cruceña, diversas marchas y movilizaciones se dieron la jornada del lunes. La Central Obrera Departamental (COD) marchó demandando un 30% de incremento salarial; dirigentes del sector salud se plegaron a las protestas. El magisterio hizo lo propio demandando fuentes de trabajo y mayores ingresos.

Los colegios fiscales cruceños acataron en su mayor parte la medida dictada por la COB y estarán hoy también en paro. Según lo informado por el Servicio Departamental de Educación, en la capital el paro en los colegios fue del orden del 70%, en tanto que en las provincias fue de un 50%.

En Cochabamba el paro fue acatado a medias. La universidad pública, constructores y maestros rurales suspendieron labores. Los fabriles no pararon, al igual que los trabajadores en salud. Los maestros urbanos decidieron suspender clases la tarde de ayer.

Según el presidente Morales, los dirigentes de la COB convocaron al paro con el objetivo de ser ratificados en el próximo congreso del ente matriz de los trabajadores, que se realizará el próximo 1 de mayo. “Todos los sectores están trabajando”, manifestó.

El secretario ejecutivo de la COB, Pedro Montes, aseguró que el paro convocado tuvo el apoyo de todos los sectores laborales y evitó responder a las declaraciones realizadas por Morales. El paro movilizado continuará este martes y miércoles se evaluarán nuevas medidas de presión en el ampliado nacional de la COB.