Washington. Los nuevos pedidos de bienes manufacturados duraderos en Estados Unidos cayeron inesperadamente por segundo mes seguido en junio y reportaron su peor descenso desde agosto, según un informe oficial del miércoles que mostró más signos de desaceleración económica.

El Departamento de Comercio dijo que los pedidos de bienes durables bajaron 1%, tras una caída en mayo revisada al 0,8%.

Los analistas consultados por Reuters preveían un incremento de 1% en junio tras la baja de mayo reportada originalmente en 0,6%.

"El número fue más débil de lo esperado y podría sumarse a la idea de que la economía está recayendo en recesión", dijo Bruce Bittles, estratega de inversión de Robert W. Baird & Co. en Nashville.

Las acciones en Wall Street abrieron en baja tras el dato, mientras que los precios de los bonos del Tesoro subieron. El dólar, por su parte, amplió sus pérdidas frente al yen.

Datos que van desde el gasto del consumidor hasta la actividad manufacturera sugieren que la recuperación de la peor recesión en 70 años ha comenzando a desacelerarse en los últimos meses.

Se espera que el informe que publicará el viernes el Gobierno muestre una desaceleración en el crecimiento de la mayor economía del mundo a una tasa anual de 2,5% en el segundo trimestre, desde 2,7% del primer trimestre, según un sondeo de Reuters.

El mercado esperaba un incremento en los pedidos de bienes duraderos debido al hecho de que Boeing Co recibió 49 pedidos de aviones civiles en junio, frente a los cinco de mayo.

Pero las órdenes de aeronaves fuera del sector defensa cayeron un 25,6% en junio tras una baja de 30,2% en el mes anterior. Los pedidos a nivel general también fueron arrastrados por la demanda de computadores y productos electrónicos, que registró su mayor declive desde octubre.

Los pedidos de maquinaria anotaron su mayor descenso en 14 meses, mientras que los de metales primarios anotaron su mayor caída desde marzo del 2009.

Las órdenes de bienes duraderos son un indicador adelantado de la actividad en el sector manufacturero, que a su vez otorga una buena lectura sobre la salud general de las empresas.

Las manufacturas han estado liderando la recuperación de la peor recesión desde 1930, a medida que las empresas reabastecen sus inventarios, pero recientemente el sector ha mostrado algunos indicios de desgaste.

Los nuevos pedidos de bienes duraderos, excluyendo el segmento de transporte, cayeron 0,6% el mes pasado, tras un incremento del 1,2% en mayo. Analistas consultados por Reuters estimaban que el segmento tendría un incremento del 0,3%, desde 1,6% reportado originalmente.

Los pedidos de bienes de capital fuera del sector defensa y excluyendo la aviación, un medidor del gasto de las empresas, subieron 0,6% en junio tras avanzar una cifra revisada al alza de 4,6% el mes anterior. Los mercados preveían una lectura estable.

Los inventarios de bienes duraderos aumentaron 0,9% en su sexto mes consecutivo de alzas. Los envíos al exterior, que se incluyen en el cálculo del PIB, cayeron 0,3% en junio tras retroceder 0,7% en mayo.