Lima.- Perú anotó un déficit fiscal de un 3% del Producto Interno Bruto (PIB) en términos anuales en el primer trimestre, superando la brecha registrada en el mismo periodo del año pasado, dijo el viernes el Banco Central del país minero.

Sin embargo, el dato es inferior al déficit fiscal del 3,1% del PIB al cierre del 2017, debido a una recuperación de los ingresos del Gobierno por repatriación de capitales y mayor recaudación del impuesto a la renta, explicó la entidad en un comunicado.

El Banco Central de Perú prevé que la nación andina cerrará este año con un déficit fiscal de un 3,5% del PIB; y que en el 2019 el saldo negativo se reducirá a un 2,9% del PIB.

La entidad dijo además que el país registró un déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos del 2,5% del PIB (US$1.319 millones) en el primer trimestre, mayor en 0,2 puntos porcentuales frente a igual periodo del 2017.

El alza se debe al mayor déficit de servicios y de transferencias por ingresos extraordinarios recibidos el año pasado, básicamente por los desastres naturales y por la garantía de un truncado proyecto gasífero, dijo el organismo.

Perú registró un déficit de cuenta corriente del 1,3% del PIB en el 2017, su menor nivel en ocho años, por mayores ingresos de sus exportaciones mineras.