Santiago. El peso chileno cerró este viernes en un máximo de 31 meses frente al dólar tras la decisión del banco central de elevar la tasa referencial y al aumento en el precio del cobre en los mercados internacionales.

El peso cerró en CH$471,80 por dólar, en comparación con el cierre de este jueves en CH$473,20 por dólar. La moneda local se negoció en un rango de CH$470,90 a CH$473,20.

El Banco Central de Chile elevó este jueves su tasa de interés de referencia en 0,25 de punto porcentual al 3,25%, en línea con las expectativas de la mayoría de los analistas, aunque muchos esperaban una pausa.

Debido a la apreciación del 12% del peso últimamente, los exportadores, en particular el sector agrícola, han pedido una intervención del mercado debido a que la fortaleza de la moneda local perjudica la competitividad de sus productos.

Eduardo Kutscher, operador jefe de divisas de la corredora local de inversiones Celfin Capital, indicó que a pesar que algunos esperaban que el banco endureciera su postura para debilitar el peso, esto no ocurrió, lo cual ayudó a la apreciación de la moneda este viernes.

Si el peso se fortalece a CH$460- CH$465, operadores creen que existe un elevado riesgo de intervención.

En el mercado local de deuda, los rendimientos de los bonos del banco central chileno indexados a la inflación, o BCU, cerraron sin cambios en una sesión con un bajo volumen de negociación.

El rendimiento de los bonos BCU a cinco años cerró sin cambios en 2,64%, mientras que el rendimiento de los BCU a 10 años finalizó la jornada sin variaciones en 2,93%.