Santiago. El peso chileno cerró a la baja este lunes frente al dólar a medida que el euro perdía terreno frente la moneda estadounidense por las renovadas preocupaciones sobre la deuda de la eurozona y mientras que los precios internacionales del cobre caían por los temores de que China ajustará nuevamente su política para desacelerar su pujante economía.

El peso cerró a CH$482,40 por dólar frente al cierre de este viernes a CH$481,20 por dólar y se negoció en un rango de entre CH$481,70 y CH$485,10 por dólar.

Dado que la economía chilena es altamente dependiente de sus exportaciones y un tercio de ellas se dirige a Europa, el peso suele seguir la misma dirección que el euro frente al dólar. La moneda común cayó frente al dólar debido a que las preocupaciones por la crisis de la deuda soberana de la región aumentaron por la especulación de que Irlanda solicitará pronto un rescate a la Unión Europea.

Asimismo, Chile es el principal productor de cobre del mundo, y representa cerca de un tercio de la oferta global, por lo que el peso sigue la dirección de los precios internacionales del cobre. El cobre a la vista en Londres cayó un 1,4% a US$3,90 la libra según la Comisión Chilena del Cobre, Cochilco, debido a que una decisión de China de ajustar su política monetaria podría afectar la demanda de parte del mayor consumidor del mundo.

En el mercado de bonos, los rendimientos de los bonos del banco central chileno indexados a la inflación, o BCU, cerraron sin rumbo claro tras una fuerte compra de bonos a corto plazo por parte de las administradoras de fondos de pensiones privadas del país.

El rendimiento de los bonos BCU a cinco años cerró en un 2,66%, frente a los 2,68% de este viernes, mientras que el rendimiento de los BCU a 10 años finalizó la jornada en un 3,06%, comparado con el 3,05% de la sesión previa.