En el contexto del lanzamiento de la agenda gubernamental “Chile país desarrollado: más oportunidades y mejores empleos”, el presidente de Chile Sebastián Piñera hizo un llamado para que la nación andina sea un país desarrollado en 2018.

“Tenemos una misión alcanzable, que antes que termine esta década Chile sea el primer país de América Latina que logre dejar atrás el subdesarrollo y derrotar la pobreza. Es una meta difícil que exigirá sacar lo mejor de nosotros mismos, pero estamos convencido que es alcanzable y factible”, dijo Piñera, según consigna La Nación.

Piñera indicó que un país desarrollado es “mucho más que alcanzar ingreso per cápita de US$24.000 al igual que los países del sur de Europa. Significa tener un país con desarrollo integral y sustentable, derrotando la pobreza”.

El presidente chileno enfatizó que lograrán el objetivo mediante “una agenda con metas y plazos específicos para alcanzar los resultados. La sociedad moderna exige cuatro pilares nuevos, como es mejorara calidad del capital humano capacitando a 5 millones de trabajadores, dar un salto en ciencia y tecnología, cultura de la innovación y emprendimiento y finalmente una profunda modernización del Estado y flexibilización de nuestra sociedad”, informa el mismo medio.

Sin embargo el mandatario dijo que esto no sería posible sin “un compromiso de unidad nacional. El gobierno se compromete a tener actitud de apertura y diálogo permanente con la oposición y con la sociedad. Dejemos de lado las peleas pequeñas”, puntualiza el medio chileno.