Washington. El plan de estímulo del gobierno de Barack Obama ha salvado o creado hasta 3,7 millones de empleos e incrementó el producto interno bruto de Estados Unidos en un 2,7%, según un informe del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca. 

El informe, que también fue entregado al Congreso, muestra que el gobierno cumplió su meta de salvar o crear 3,5 millones de empleos para el final del 2010. Las cifras de empleo son estimaciones. 

Los críticos afirman que el plan de estímulo del gobierno de Obama, cuyo costo ascendió a cerca de US$800.000 millones, no hizo lo suficiente para impulsar la economía. El presidente Obama y el vicepresidente Joe Biden viajaron a lo largo del país este verano para exponer sus inversiones de estímulo en proyectos de energía limpia e infraestructura.