Washington. El acuerdo que el presidente Barack Obama logró con los republicanos para ampliar una rebaja de impuestos a casi todos los estadounidenses que trabajan y propiciar el aumento del empleo pasó a la Cámara de Representantes para su posible aprobación este jueves.

Muchos correligionarios demócratas de Obama en esa cámara se oponen firmemente a la medida, ya que sienten que favorece a los ricos, y aún están molestos con él por alcanzar un acuerdo con los republicanos sin consultarlos.

"Tenemos una situación en la que hay una propuesta ante nosotros que da a 6.600 familias de Estados Unidos US$25.000 millones y deja a las demás provisiones del proyecto, (como) las rebajas de impuestos a personas de bajos ingresos, como rehenes de ese chantaje", dijo este miércoles la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, refiriéndose a la provisión sobre el impuesto estatal.

Sin embargo, la mayoría de los analistas cree que el acuerdo, que ya había recibido una abrumadora aprobación bipartidista en el Senado, será aprobado en la Cámara con el importante apoyo de los republicanos y algunos demócratas.

El proyecto de ley extendería por dos años las rebajas a los impuestos a las ganancias aplicada bajo la presidencia del republicano George W. Bush, en momentos en que algunos demócratas han dado pie atrás a su fiera oposición a extender los recortes para los estadounidenses más ricos. Las rebajas impositivas de la era de Bush vencen a fines del 2010, a menos que el congreso actúe.

La medida también evitaría un alza en los impuestos sobre las ganancias de capital y dividendos, renovar las garantías de largo plazo para el desempleo y entregar nuevas ayudas a los estudiantes, las familias trabajadoras y los negocios.

Los demócratas de la Cámara se están resignando a aprobar el paquete de US$858.000 millones. Expertos predicen que la medida probablemente impulsaría el crecimiento económico, pero sumará US$1,3 billones al déficit de presupuesto, que ha preocupado a los mercados de bonos.

La mayoría de los 255 demócratas de la cámara de Representantes podrían oponerse al paquete tributario general, pero se espera que éste sea aprobado con el abrumador apoyo de los 179 republicanos de la Cámara.

Obama pidió este miércoles a la cámara de Representantes que aprueben el proyecto para "lo antes posible" para evitar aumentos de impuestos generalizados en enero.

Muchos economistas predicen que el paquete podría sumar un punto porcentual a la expansión economía del próximo años, debido parcialmente a otra rebaja en la nómina de pagos y a la reducción de la incertidumbre sobre los impuestos en general.