Londres. Los planes del gobierno británico para recortar un déficit fiscal récord causarán la pérdida de 600.000 empleos en el sector público en los próximos cinco años, mostraron el miércoles cifras de la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria.

El organismo, creado por el nuevo gobierno de la coalición de Conservadores y Liberales Demócratas y que debe supervisar las políticas fiscales, dijo que el total de empleados públicos caerá a 4,92 millones para fines del año fiscal 2015/16 desde los 5,53 millones de este año.

Las proyecciones están basadas en los límites de gastos establecidos a los departamentos públicos bajo el plan de la coalición para recortar los presupuestos en cerca de 25% y ayudar así a eliminar el déficit público, que actualmente alcanza 11%  de la producción nacional.

El empleo general en el país subiría a 30,23 millones para el 2015/16 desde los 28,89 millones de este año, dijo la oficina.

La coalición de gobierno espera un incremento en la actividad del sector privado para alimentar el crecimiento económico y crear empleos después de una recesión de 18 meses.

El miércoles, el periódico The Guardian dijo que había obtenido estimaciones del Tesoro que mostraban que se perderían 1,3 millones de empleos en los sectores público y privado durante los próximos cinco años producto de las medidas de austeridad.